Fecha: 11/08/2009
El usuario que ha posteado este material, ha sido inhabilitado.


Titulo: Clank Agente Secreto/Secret Agent Clank

Region: Ntsc

Consola: Ps2

idioma: Ingles









La saga Ratchet & Clank posee un gran número de seguidores y fans. Aunque posee un corazón de plataformas, abarca otros muchos géneros como la acción con armas, conducción, puzles y minijuegos en general. La lista de juegos de la saga es más que considerable. La trilogía inicial está disponible en PlayStation 2, consola en la que también podemos encontrar un spin-off muy divertido como Ratchet: Gladiator y el mencionado port de PSP Ratchet & Clank: El tamaño importa. En PlayStation 3 disponemos, por el momento, de un par de títulos, que son Ratchet & Clank: Armados hasta los dientes y una miniaventura titulada Ratchet & Clank: En busca del tesoro, que ofrece unas pocas horas más de juego y sigue la historia del anterior a partir de su final y que enlaza directamente con la siguiente entrega que Insomniac Games está preparando para finales de este año, Ratchet & Clank: Atrapados en el tiempo. Finalmente, en PSP tenemos Ratchet & Clank: El tamaño importa y Clank agente secreto, ambos juegos convertidos a PlayStation 2 más o menos al año de su lanzamiento.



Ratchet & Clank: El tamaño importa fue convertido a PlayStation 2 con más pena que gloria, ya que el juego lucía genial en su consola original, PSP, pero en PS2 salió bastante mal parado. Problemas de cámara, fallos gráficos más que evidentes y un desarrollo algo aburrido. Por desgracia, la cosa no va a mejorar mucho con el siguiente port, Clank Agente Secreto, juego que supera a El tamaño importa incluso en PlayStation 2, pero que sigue adoleciendo de algunos problemas que le impide destacar por encima de la media, a excepción de los fanáticos de la saga que no dispongan de PSP, que estarán encantados con esta nueva aventura en su consola de sus personajes favoritos. La versión original de PSP fue programada por High Impact Games, pero para realizar el port a PlayStation 2 se han encargado los chicos de Sanzaru Games (creadores, también, de Ninja Reflex de Nintendo DSi y Wii). A pesar de ello, las mejoras han sido casi nulas, y lo que nos encontramos es exactamente el mismo juego de PSP funcionando en una PlayStation 2.



La historia del juego es algo simple y previsible, aunque depara alguna que otra sorpresa que gustará a los fans más acérrimos de la saga. Ratchet y Clank han vivido muchas cosas durante años, protegiendo planetas inocentes del lunático conquistador de tierras Presidente Drek (Ratchet & Clank), luchando por sobrevivir a una embestida de la protomascota terriblemente mutada de Abercrombie Fizzwidget (Ratchet & Clank 2: Totalmente a tope) o impidiendo que el malvado Dr. Nefarious convierta a todo el universo en robots (Ratchet & Clank 3). Tras numerosas y divertidas travesuras, la mayoría de los alienígenas honrados creyeron que los dos héroes necesitaban un respiro. Pero no fue así.



Con los acontecimientos que han sacudido el cosmos, Ratchet ha sido condenado por robar el Museo Galáctico el Ojo Infinito, una gema de valor incalculable, y ahora está encerrado en una prisión de máxima seguridad junto con muchos de los malhechores que ayudó a capturar. Como se puede deducir, están encantados de verle, aunque no por buenos motivos...



Entretanto, Clank ha estado trabajando en la Agencia de Espías Interestelares (A.E.I.) y su último caso acabó convirtiéndose en una cuestión personal. Vigilaba el museo la noche del robo y se niega a creer que Ratchet sea culpable, aunque lo viera con sus propios ojos como robaba la gema. Cuando algo le empieza a oler a chamusquina, el agente Clank se da cuenta de que solo un robot puede salvar al desafortunado lombax. Su nombre es Clank, agente secreto Clank. Agitado, pero no mezclado, el espía número uno del espacio va a descubrir quien robó la piedra y culpó a su mejor amigo.



Aunque no es imprescindible haber jugado a las entregas anteriores, sí que conviene haber jugado, concretamente, a Ratchet & Clank 3, porque hay una cierta conexión entre ambos (no vamos a decir cuál es porque reventaríamos el final del juego). Además, Clank agente secreto está lleno de personajes y referencias de otros juegos de la saga, algo que agradará sin duda a los seguidores de las peripecias de este carismático dúo de aventureros.



Jugabilidad



Si hay algo de lo que puede presumir Clank agente secreto es de ofrecer variedad de situaciones a lo largo de la aventura. Cada misión nos propone un trabajo totalmente distinto al anterior, lo que ayuda a que el juego no caiga en la monotonía y consiga mantenernos entretenidos frente a nuestra pantalla. Clank agente secreto nos ofrece una aventura de plataformas, acción, conducción, infiltración y puzles, lo cual no está nada mal.



En este juego, Ratchet deja de ser el centro de atención para ceder su puesto a Clank como protagonista absoluto, aunque en determinadas secciones podemos controlar a Ratchet en su lucha por sobrevivir entre rejas, al Capitán Qwark que está escribiendo su autobiografía (de forma bastante libre, por cierto) y también a los pequeños Gadgebots, esos pequeños robots que acompañaban a Clank en anteriores entregas, desempeñando aquí el papel de una especie de comando especial de infiltración, ayudando a Clank a salir airoso de las diferentes situaciones en las que se verá comprometido. Cada personaje tiene su propia jugabilidad, pero hablaremos de ello más adelante. Ahora centrémonos en Clank.



De forma similar a otras entregas de la saga, podemos ir viajando por la galaxia a diferentes planetas para cumplir las misiones pertinentes. Aunque existe cierta libertad para hacer las cosas en el orden que nosotros decidamos, muchas veces tenemos que cumplir ciertos objetivos obligatorios para poder avanzar. Recorrer un nivel entero con Clank no se limita a saltar y disparar como locos, sino que, como buen agente que es, podemos usar el sigilo y la infiltración para hacer las cosas con estilo. Podemos pillar desprevenidos a los enemigos por la espalda y ejecutar el ataque sigiloso, consistente en pulsar el botón "Cuadrado" cuando estamos lo suficientemente cerca. Si lo hacemos bien, aparece en pantalla una combinación de botones al estilo Quick Time Event que tenemos que pulsar antes de que el tiempo se agote. Si se ejecuta de forma correcta, Clank eliminará al enemigo sin llamar la atención. Si no, el enemigo nos golpeará y dará la alarma a sus compañeros.



Otras técnicas de infiltración que puede usar Clank es esconderse en determinados puntos del escenario, como por ejemplo, un pedestal o una maceta, para hacer que se camufle y pasar inadvertido ante los guardias. También dispone de una amplia gama de artilugios como un bolígrafo especial con el que puede neutralizar barreras láser de seguridad o una minicámara con la que puede grabar a los enemigos y así disfrazarse de ellos. La cosa no acaba aquí, ya que en algunas zonas Clank debe infiltrarse en recintos de extrema vigilancia. Para superar estas fases tenemos que jugar a un minijuego que recuerda a PaRappa the Rapper. Al ritmo de la canción, tenemos que pulsar una serie botones que van apareciendo en pantalla en el momento adecuado para que Clank avance y sortee las barreras láser y a los enemigos. Y por último, hay veces en las que usar la fuerza es inevitable, pero Clank tampoco se queda atrás en eso, ya que, al igual que su amigo Ratchet, también tiene un potente arsenal de armas para eliminar enemigos. Y menudas armas: corbatas cortantes, paraguas que lanzan rayos, claveles carnívoros... todas ellas disparatadas pero muy efectivas. A medida que vamos usando las armas van subiendo de nivel, provocando más daños y nuevas características, algo habitual en la saga. También es habitual la forma de conseguir nuevas armas o artilugios, recogiendo los guitones de cajas y al derrotar enemigos (los guitones son la moneda en curso de la saga Ratchet & Clank) para gastarlos en las tiendas que hay por todos los planetas.



En determinados puntos del juego, Clank no podrá desenvolverse solo, por lo que necesitará la ayuda de su comando especial, el equipo de Gadgebots. Estos tres simpáticos robotitos se encargan de apoyar a Clank infiltrándose en zonas en las que Clank no puede acceder. Las fases en las que manejamos al equipo de Gadgebots son, en esencia, puzles, ya que por lo general hay que pensar un poco lo que tenemos que hacer para seguir avanzando. Hacer que uno corra dentro de una rueda como si de un hámster se tratara para activar un puente que nos de paso a la siguiente plataforma, llevar la electricidad de un lugar a otro para conseguir abrir una puerta o acabar con varios enemigos mientras otro pone todo su empeño en salvar a Clank de una muerte segura.



Como puntualizamos antes, en ocasiones tenemos que manejar a Ratchet en su estancia en la cárcel. No es precisamente bien recibido aquí, por lo que en sus fases siempre nos toca pelear usando su armamento y su inseparable omnillave. El control de Ratchet es el mismo que en anteriores entregas sin cambiar un ápice, pero nos encontramos con algunas armas nuevas como un transformador que convierte a los enemigos en cerdos. No falta a la cita el bestial T.A.U.N., el arma más destructiva por excelencia en la saga Ratchet & Clank. Por último, las fases en las que manejamos al Capitán Qwark son las más delirantes y absurdas. Este tipo pretende escribir su propia autobiografía, que no dudará en engordar tanto como sea posible. Los combates que disputamos con él son las propias historias que él cuenta, por lo que nos vemos de repente peleando contra un dragón robot en medio de una ciudad o en un desierto impidiendo que la presa de agua se desborde a causa de los disparos enemigos. No queremos desvelar nada más acerca de las peculiares aventuras de Qwark porque no tienen desperdicio. Sólo diremos que la fase en la que Qwark está sobre un escenario de teatro... no hay palabras.



Links:















































































Muchos links!, lo se pero es lo que pude hacer

Disfruten!!