Fecha: 31/05/2012
Golpeado por compañeros en la escuela perdió un testículo.





El brutal ataque ocurrió durante un recreo, en el baño de la escuela "Brigadier López", de la localidad de Fighiera. El chico fue operado y dado de alta. Su familia, oriunda de Salta, denuncia que era hostigado por ser de otra provincia.













Fue una emboscada. Lo esperaron en el baño y, cuando fue a tomar agua en el bebedero, lo atacaron: lo empujaron, lo tiraron al piso y ahí lo patearon entre todos. Le dieron muchos golpes. Muy fuertes.

Tanto que, un día después de la golpiza, tuvieron que internarlo en un hospital y extirparle un testículo. La salvaje agresión se dio semanas atrás en una escuela de la localidad santafesina de Fighiera y tuvo como víctima a un nene de 11 años.







Este nuevo caso de violencia escolar, se registró el 16 de mayo en uno de los baños de la escuela ?Brigadier López? de Fighiera, una localidad de 8 mil habitantes situada a 38 kilómetros de Rosario.







Todo pasó durante un recreo, cuando un alumno de 11 años fue a uno de los baños de la escuela a tomar agua de un bebedero. Allí fue sorprendido un grupo de compañeros que lo tiraron al piso, lo golpearon y lo patearon.







El chico no dijo nada en la escuela. Tampoco les contó a sus papás lo que le había pasado, por lo que al otro día volvió al colegio. Recién cuando los dolores se hicieron insoportables, el nene habló. Sus padres lo llevaron al Hospital Provincial de Rosario, donde tuvieron que operarlo para extirparle un testículo.







Pietro Belletich, director de ese centro de salud, explicó a radio LT8 de Rosario que el chico ?ingresó con dolor testicular agudo? y que luego de una serie de estudios los médicos comprobaron que ?no tenía irrigación en el testículo?, por lo que tuvieron que extirpárselo. Y agregó que, tras la intervención, el nene ?fue dado de alta?.

El médico aclaró también que esta situación ?no afectará la vida sexual y reproductiva del chico?.







Tras este hecho, la familia del nene habló en el colegio y realizó la denuncia tanto en la Justicia como en el Ministerio de Educación. Según relataron, tanto el chico agredido como su hermana eran hostigados por sus compañeros de escuela, quienes los discriminaban por ser de otra provincia. Es que la familia, oriunda de Salta, se había mudado desde hacía algún tiempo a Fighiera.







La Fiscalía que intervino en el caso solicitó a la jueza de instrucción María Luisa Pérez Vara que eleve una copia de la denuncia penal a la Justicia de Menores por "lesiones gravísimas agravadas por los fines discriminatorios".

id: b5d7a7046067 e0af04a88a22 7c48a251 919849281