Fecha: 12/09/2009
DIOS LOS JUNTA Y ELLOS SE SEPARAN





Título original: Dios los Junta y Ellos se Separan.

Comedia, 12 años. Colombia, 2006, 92 min.

Directores: Harold Trompetero, Jairo Castillo.



Intérpretes: Marcela Carvajal (Rosalba Guzmán de Restrepo, la reina del hogar), Álvaro Rodríguez (Benjamín Restrepo, el señor de la casa), Julio César Herrera (Ricardo Henao Calderón, el Inspector de Familia), María Cristina Pimiento (Virginia Restrepo, la hija adolescente precoz), Ramiro Meneses (Germán Centeno, el intenso), César Mora (Efraín Guzmán), Ana Bolena Mesa (Florinda Mesa, la amante), Catalina Aristizábal (María, la coima), Bernardo García (Wilson, el niño drogadicto), Diego Trujillo (don Tommy Kano, el mafioso), Cristina Umaña (Adriana, la esposa de Ricardo), Manuel José Chávez (Ramirito Mesa, el hijo natural), Teresa Gutiérrez (Doña Jesusa, la mamá de Benjamín), Argemiro Gámez (el sargento), Daniel Rincón (Horacio Calle, el profesor), Diego Cadavid (Wilman), Sebastián Sánchez (el hijo de Adriana y Ricardo), Julio Nava (el serenatero 1), Andrés Cepeda (el serenatero 2), Santiago Chaparro (el serenatero 3).



Productores: Orlando Jiménez, Fabián Torres.

Productores asociados: Jairo Eduardo Carrillo, Maria Ángela Sánchez.

Productor ejecutivo: Harold Trompetero.



La familia Restrepo Guzmán no es muy distinta de cualquier otra de estrato tres: Benjamín Restrepo, el padre y Rosalba Guzmán de Restrepo, la madre, llevan 25 años compartiendo sus vidas por costumbre y velando por el bienestar de sus dos hijos, Wilson, de 20 años y Virginia, de 18.



Su buen corazón les hizo abrir las puertas de su hogar a Efraín, hermano de Rosalba, un bueno para nada que vive a costillas de lo que la familia Restrepo buenamente le quiera dar. De todos ellos cuida María, la muchacha del servicio, una agraciada adolescente de buen corazón que vino del campo a buscar un futuro mejor en la gran ciudad... En esta familia al parecer, no hay nada extraordinario.



Pero la aparente calma se convierte en tragedia cuando Florinda Mesa, hasta ahora una completa desconocida, llama a la casa Restrepo y le cuenta a Rosalba, con toda la mala fé del mundo, que es amante de su marido hace 25 años y que, fruto de esa unión, nació Ramirito, que ahora tiene 25 años y al que Benjamín no quiere reconocer. Rosalba enloquece del dolor al ver que la vida que ha vivido con su marido todos estos años ha sido una mentira. Y es entonces cuando el primer capítulo del final comienza.



contraseña rcardilesg