Fecha: 09/03/2008






La casa Celemony nos presenta su Melodyne, una aplicación orientada a la grabación y edición musical que permite el viejo sueño de tantos usuarios de poder manipular archivos de audio con la facilidad y sencillez de manejo de los archivos MIDI.



Para dar una idea del trabajo de este programa plantearé una analogía con las posibilidades de edición de notas MIDI en una pista de un secuenciador. Allí podemos cambiar volumen de notas; cambiar su ubicación, ya sea con respecto a la afinación y/o tiempo; ajustar su duración; etc.; en forma de notas individuales o en grupos; y todo con unos pocos clics del mouse. Melodyne permite realizar todo eso y más, pero sobre una melodía grabada en un archivo de audio. Es decir que podemos manipular complemente, por ejemplo una voz, luego de ser grabada. Es una herramienta perfecta para crear coros realistas a partir de una sola voz. Melodyne ofrece el análisis totalmente automático del material de audio, potentes macros para la edición de entonación y errores de timing.



Melodyne cuenta con un sistema de detección que permite descomponer una región de audio en diferentes archivos dependiendo de su altura tonal, para trabajar posteriormente con ellos de manera independiente. Lo realmente asombroso es la sencillez de manejo y la operatividad de la interfaz de usuario. Esencialmente está pensado para trabajar con archivos monofónicos, líneas solistas, aunque bien pudiera también trabajar con otro tipo de sonidos, por ejemplo de batería y percusión, y en cualquier caso es aconsejable trabajar con los archivos “secos” sin reverberación.



Melodyne soporta frecuencias de muestreo de 192 KHz, permite la carga de archivos de 32 bits y tienen 500 niveles de hacer/deshacer. Como utilidad MIDI incorpora la posibilidad de exportar un proyecto como archivo MIDI para abrirlo desde un editor de partituras e imprimir el resultado, reduciendo de forma impresionante la cantidad de tiempo que se pueden ahorrar los músicos para pasar al pentagrama el resultado de sus grabaciones.



LA DESCARGA :